miércoles, 10 de octubre de 2012

A cuestas con los estereotipos!


El profe de gimnasia del “Profesor Lazhar”

Siguiendo con la idea de Carlos Álvarez:  cga26166@gmail.com

Para aquellos que no conozcan la película todavía. Aquí está el enlace:

La película es tierna aunque no se pasa. Dicen de ella que es
Uno de los grandes éxitos comerciales del año. Un cruce casi perfecto entre "El club de los poetas muertos", "Welcome" y "La Clase" que ha emocionado a millones de personas.
Bachir Lazhar, de 55 años y origen argelino, es contratado como sustituto de una maestra de primaria que ha muerto en trágicas circunstancias en una escuela de Montreal. El carisma y la forma muy particular de enseñar del profesor Lazhar resultarán fundamentales para sacar adelante el curso y cambiar la vida de sus jóvenes alumnos.
Lo que me ha llamado la atención es el estereotipo del profesor de EF y la idiosincrasia que atesora. En varios momentos se puede intuir en qué paradigma educativo se podría ubicar, pero en el minuto 64 de la película durante una junta de evaluación junto a otros colegas Gastón deja entrever su filosofía:
  

Se puede estar más o menos de acuerdo con lo del contacto físico necesario a la hora de enseñar determinadas habilidades motrices, lo que es de juzgado de guardia es argumentar “cojo el silbato y les hago correr como gilipollas y ellos me toman como gilipollas”. Parece una opción muy cómoda ¿no? 

1 comentario:

Inef Castellon dijo...

Hola buenas, soy Angel del master. Acabo de ver la película y yo veo que esa es su metodología por imposición; ya que como explica a los niños se les trata como "residuos radioactivos", cosa que tampoco debería ser así, un niño necesita de contacto para crecer sano y feliz. Este es el extremo, aunque ¿el monitor de judo tendrá aceptado tocarles? ¿A que se debe este miedo a tocar a los niños? Pederastia, maltratos... ¿Dónde ponemos el límite? Gracias por el aporte, muy buena peli, la recomiendo.